PORTAVELAS DE ESTAÑO


Este portavelas, a pesar de lo que pueda parecer en un principio, no está hecho de estaño repujado; sino que, aprovechando uno de escayola que había hecho con un molde y quedó con muchas burbujas de aire, lo forré con estaño.

Es un trabajo muy sencillo, os comento un poco los pasos a seguir porque el video es sin explicaciones:

  1. ponemos una lámina de estaño sobre la pieza de escayola que vamos a forrar y con un difumino lo vamos chafando y adaptando a dicha forma.
  2. aunque no es el orden que yo he seguido en el video, os aconsejo que seguidamente le deis la vuelta y dobléis el estaño sobrante pegándolo a la base con cola de contacto.
  3. seguidamente lo volvemos a poner del derecho y cortamos el trozo del centro para dejar libre el hueco donde va la vela.
  4. con un buril de punta mediana o fina reseguimos todos los contornos para que se marque bien todo el dibujo
  5. en las partes planas, sin relieve, les hacemos un grabado con un buril de punta fina o con un grabador de vidrio tipo Dremel
  6. le ponemos una pieza de estaño en el agujero donde irá la vela para que no se vea la escayola
  7. lo pintamos todo con tinta china negra
  8. lo limpiamos con un trapo procurando no insistir demasiado en los rincones. Si la tinta se seca demasiado podemos humedecer ligeramente el trapo
  9. le sacamos brillo con una gamuza
  10. le damos una mano de barniz especial para metales
  11. por último le pegamos un trozo de terciopelo adhesivo en la base
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s